Comentando en diferido: Mundial Birmingham 93, MAG AA+EF

 

 Hace un tiempo encontré en Youtube esta competición y me parece digna de comentar por diversos motivos: es el primer campeonato del mundo en el que los países soviéticos compiten por separado, esto hace que cada país pueda aportar tres gimnastas en la final y podamos ver un nivel altísimo. Cuando competían bajo la bandera de la Unión Soviética (o el Equipo unificado), pese a tener un nivel más alto que otros gimnastas, solo tres soviéticos podían participar en la final individual, quedando fuera los otros tres.

En este, sin embargo, pordemos ver a estrellas de la talla de Scherbo e Ivankov (Bielorrusia), Korobchinsky y Misutin (Ucrania), Kharkov y Karbonenko (Rusia), Valeri Liukin (Kazajistán) y Valeri Belenki. Este último caso es muy curioso y es que Valeri debía representar a Azerbaiyán, pero al no tener este país federación de gimnasia en ese momento, se le permitió competir por libre. De haber ganado, habría sonado el himno olímpico. Otra curiosidad sobre la participación de Belenki es que su entrenador es el mítico Dmitri Bilozerchev, y esto me hace preguntarme algo bastante estúpido: si Bilozerchev fue entrenador de Belenki y Belenki ahora es entrenado de Marcel Nguyen, ¿Bilozerchev es entrenador de Nguyen?
El primer ejercicio que podemos ver en la retransmisión (que no está completa) es la barra de Scherbo, que hace un molino con una mano al que le añade medio giro bastante vistoso. A continuación se muestra la barra del alemán Andreas Wecker, otro de los candidatos al título, y de Misutin, que se cae en el gienger desde una mano y se caen también sus opciones de medalla. Luego aparece en escena Liukin, con otra curosidad, y es que su entrenador es su amigo Eugeny Marchenko, con el que fundó WOGA. Valeri es ovacionado tras cada ejercicio, y no es para menos, pese a estar en el final de su carrera, sigue siendo un gimnasta bastante sólido.
De ahí pasamos al suelo de Scherbo, con unos mortales a plancha, la barra de Korobchinski con las rodillas separadas (cosa que me resulta bastante extraña en un gimnasta tan elegante) y la barra de Belenki. Aquí el vídeo se ve bastante mal, pero es gracioso ver la cara de Bilozerchev cuando su gimnasta clava las rodillas en la salida. El suelo de Liukin (con su triple mortal, por supuesto), las anillas de Karbonenko (con, en mi opinión, unos apoyos invertidos algo flojitos), el caballo con arcos de Scherbo y el suelo de Belenki (donde mejora con respecto a su ejercicio de barra).
Y aquí llega Sergei Kharkov, el ruso, y su festival de sueltas y piernas completamente juntas en barra. Después de los Juegos de Seúl fue encadenando lesiones y no se le vio apenas competir, pero en este mundial regresó con fuerza y eso es algo que me gusta, pues es un gimnasta que me encanta. Seguramente la nota de caballo con arcos (ejercicio que no es retransmitido) hizo que perdiera el título por bien poquito. Qué rabia, ya le pasó algo parecido en el Campeonato de Europa de 1990 que ganó Valentin Mogilny. Por último, el caballo con archos de Wecker, que pierde el equilibrio en la salida.

 

Resultados finales (fuente)

 

 Scherbo, pese a no ser el gimnasta más elegante, sí es el más efectivo, y eso lo demostró tanto en este mundial, como el los Juegos Olímpicos del año anterior. En algún sitio leí que desapareció a la hora de la entrega de medallas. ¿La razón? Se había salido del pabellón para fumarse un cigarro. Por lo visto no le sentó muy bien a la prensa.
En la final de suelo, lo primero que nos encontramos es esta sorpresa:

 

 

Sí, es baby Alexei Nemov. En esta competición debía de tener 16 años y se nota, está mucho más finito y tiene cara de niño. Quedó 5º. El oro fue para Grigory Misutin que, a diferencia de la barra del AA que pudimos ver antes, está bastante bien. Al final, repiten el ejercicio de Scherbo.
La final de anillas es muy curiosa: podemos ver  Yuri Dimitri Chechi, un gimnasta italiano (que no os despisten su nombre ni su pelo) que ya estuvo en Seúl 88 y alargó su carrera hasta nada más y nada menos que Atenas 04. Su apodo, El señor de los anillos, no es nada desmerecido. Por supuesto, se llevó el oro. La plata fue para el alemán Wecker. Otra sorpresa:

 

 

Un baby Ivan Ivankov de 18 años (y la antigua y breve bandera de Bielorrusia), otro señor de los anillos que al año siguiente ganaría la final individual del mundial. Su ejercicio le valió el bronce, donde se ve cómo sube del San Pedro al apoyo invertido (y en ejercicios de otros gimnastas se ve hasta cómo luego vuelven a bajar). También me gustó el ritmo lento del ucraniano Sharipov en los elementos de vuelo y de fuerza. Liukin, por su parte, sufrió lo suyo, con caras de circunstancia y tembleque durante todo el ejercicio.
La final de caballo con arcos es la que menos dominio exsoviético tiene, compitiendos olo Scherbo y Liukin.
En la de salto, otra vez el dominio asiático. De hecho, solo se ven los saltos de dos gimnastas, los dos asiáticos. Pero en esta final podemos ver unas cuantas curiosidades: podemos ver el potro antiguo, que es mucho más estrecho que el actual, así como la zona de aterrizaje, mucho más ancha. También parece que pueden hacerse los dos saltos del mismo grupo (pues uno de los gimnastas hace dos saltos Tsukahara). Por último, vemos que por aquella época ya se llevaba el pasekismo (entrar al potro con las piernas separadas).
La final de paralelas, sin embargo, es una final prácticamente exsoviética. El oro fue para Scherbo que, por cierto, no clava la salida. La plata para Korobchinski que, pese a que su ejercicio es más sencillo, es más correcto. El bronce para un Belenki muy fluido y con unos diamidovs muy bonitos. El otro bielorruso (el primero en aparecer, con cara de chino) tiene una salida con pirueta extendida muy chula. Por último, el drama de Kharkov, que se atasca en el doble agrupado al apoyo braquial, en el que se desvía, no cae centrado y acaba sentándose sobre las bandas. Y podemos ver que se echa abajo el sobaco derecho.
Por último, la final de barra, la que yo llamo «El show de la redención de Kharkov», un espectáculo tanto durante el ekercicio (doble agrupado atrás + tkachev y luego tkachev + tkachev + gienger), como después, que no se está quieto, no para de hablar y dar vueltas. Y es que debía estar bastante nervioso, pero por fin logró llevarse un oro a casa. La barra de Sharipov también es muy vistosa (en general, todos sus ejercicios son muy buenos).
En general, durantetodas las finales se ve muy buen rollo y mucho cachondeo entre los exsoviéticos. Es normal, hasta hacía nada habían sido todos compañeros y es normal que se lleven bien. Y es muy gracioso y curioso verlo.
 Para consultar los resultados completos:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s