Soy una extraterrestre un tanto rara

Me estaré volviendo humana.

Con esta canción de M-Clan podemos resumir la cuarta victoria mundial de Simone Biles.

Solo con ver las ojeras con las que salió a competir pudimos intuir que la piedra en el riñón de Biles iba a tener mucho que decir en esta final. Nunca la expresión «menos da una piedra» careció tanto de significado.

Las principales aspirantes al podio estaban en el primer grupo: la japonesa Mai Murakami, la belga Nina Derwael, la rusa Angelina Melnikova, la canadiense Ellie Black y las estadounidenses Simone Biles y Morgan Hurd, quien defendía el título. Además, la francesa Mélanie de Jesus dos Santos, que empezaba en asimétricas.

La jornada comenzó en salto y con una sorpresa tempranera: Biles sentó su salto propio (rondada con medio giro, mortal adelante extendido con doble pirueta; es decir, un Cheng con media pirueta más). Murakami y Hurd hicieron un Yurchenko doble, ambas muy bien. También lo hizo Melnikova, pero esta dio varios saltos hacia atrás. Ellie Black también clavó su paloma mortal extendido con pirueta. Nina Derwael hizo un gran Yurchenko con pirueta.

Fuera de este grupo vimos el maravilloso suelo de Harry Potter de la belga Axelle Klinckaert. Mélanie, por su parte, tuvo unas discretas asimétricas en cuanto a ejecución.

Esta primera rotación nos dejó a Hurd liderando, seguida por Murakami y tercera Biles pues, pese a fallar, su salto tenía prácticamente un punto más de dificultad que el de sus rivales.

Pasamos entonces a las asimétricas. Es raro, pero estuvieron todas muy bien, excepto una caída de Black que la dejó sin opciones de seguir luchando por las medallas. Este es, en teoría, el peor aparato de Simone, sin embargo, hizo un gran ejercicio, al igual que su compatriota Hurd, que hace gala de una fluidez que luce mucho. Murakami no es experta en asimétricas y eso se nota en su nota de dificultad, pero es capaz de defenderlo con corrección para poder seguir en liza. Melnikova es rusa, así que lleva un ejercicio precioso, muy fluido también.

La que nos dejó a todos con la boca abierta fue Derwael:

Nabieva, Derwael-Ezhova-Chow-Pak-Chow con medio giro y doble agrupado con pirueta de salida. Es tan alta, tan delicada, tan elegante, con una línea tan preciosa… te deja obnubilada, y eso que las asimétricas son el aparato que menos me agrada.

Esa pedazo de rutina de Derwael la aupó a la tercera plaza, por detrás de Biles y Hurd y por delante de Melnikova.

Llegamos entonces al aparato de los horrores, la barra, que esta vez se iba a convertir en el aparato de darle emoción a la final. Abrió Biles y decidió que esta final necesitaba ser tan emocionante como la masculina, así que se cayó en el mortal adelante agrupado con media pirueta y se desequilibró en el mortal adelante en carpa, además de perder 0.2 de valor de conexión. Melnikova estuvo muy bien, preciosa, así como Derwael. De esta quiero destacar la lentitud con la que hace los giros cosacos, quedan preciosos (aunque a mí me salen ampollas en los pies solo con mirarlos). Y Murakami hizo lo mismo que en asimétricas: aguantar el tipo con un ejercicio bien ejecutado y esperar su oportunidad en suelo. Hurd quiso sumarse a su compañera de equipo y se desequilibró en el mortal agrupado atrás con pirueta y puso las manos en una rueda lateral.

Con las dos estadounidenses fallando nos encontramos a Biles primera, Derwael segunda, Melnikova tercera, Hurd cuarta y Murakami quinta, pero todo más apretado que las tuercas de un submarino. ¿El problema? Nuestra gran favorita hasta este momento, Derwael, tiene un suelo de mucha menos dificultad que las demás, así que el podio se iba a complicar para ella.

En suelo, Melnikova abrió con su Despacito, aunque debo reconocer que la vi algo acelerada; no obstante, su único error fue sacar un pie en el doble en plancha. Derwael delicada, excelsa, la adoramos. Murakami también salió muy nerviosa y perdió el eje en uno de los giros, pero por lo demás muy bien. Hurd lleva un suelo medianamente expresivo, como si no fuera estadounidense. Por último, Biles empezó sacando un pie en el doble-doble extendido y acabó con un espectacular doble-doble agrupado.

El oro fue para Simone Biles, la plata para Mai Murakami y el bronce para Morgan Hurd. Nos rompió el corazón tanto la cuarta plaza de Nina Derwael como la quinta de Melnikova, pues ambas hicieron una gran competición (la primera sin fallos pero con una nota de ejecución menor, la segunda con dos saltos en la recepción del salto y un pie fuera en suelo). De hecho, como nota curiosa, Derwael fue quien mayor nota de ejecución global consiguió (34.399), por delante de Murakami (33.798) y Hurd (33.452).

El oro de Biles está siendo discutido por haberlo ganado con una caída en salto, una caída y un desequilibrio en barra y un pie fuera en suelo. Hablando con sinceridad, a mí me ha hecho más ilusión la plata de Murakami y me parece, en cierto modo, la ganadora moral. Pero este código favorece la nota de dificultad y Biles sabe aprovecharlo, no le ha quitado el oro a nadie. Además, competir con una piedra en el riñón y con unas ojeras de medio metro de profundidad le dan, si cabe, más mérito.

En fin, no soy fan de Simone, creo que está bastante claro, pero es la justa ganadora y quiero felicitarla por hacer historia ganando su cuarto mundial y por superar, no solo a las demás, sino a sí misma por competir enferma y encima ganar.

Ah, no puedo despedirme sin comentar los ladridos de Rodionenko: que si los jueces fueran justos, Melnikova tendría 288 medallas. Ya lo sabemos, Valentina.

 

Bibliografía:

 

Resultados completos en la web de la F. I. G.

F. I. G., «Coaching a ‘once-in-a-100-years’ champion»

F. I. G., «Biles wins record fourth world All-around title in Doha»

F. I. G., «Magical Murakami captures hearts and minds with historic display»

Gymnovosti, «Rodionenko: If judgin were objective, Melnikova would have won a medal»

Gymnovosti, «Melnikova: I believe my victories are still ahead of me»

Un comentario sobre “Soy una extraterrestre un tanto rara

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s